Elogio al desatino

Cerebro y mente son maravillosos, pero rara vez se alinean. Amontonados, producen un desatino exponencial que simplifica mi trabajo ūüėú

Malgastar recursos es org√°nico en el ser humano, cuando confluyen m√ļltiples cerebros y mentes, normativas y organizaciones con intereses diferentes en una cadena de valor y contexto, el resultado puede ser descacharrante

En la imagen/

  1. Ciudad planificada para el veh√≠culo hasta impedir el paso de un carro con alumbrado p√ļblico, se√Īal√©tica y red de telefon√≠a en la √ļnica acera disponible
  2. Decenas de plazas de aparcamiento libres e infraestructuras perturbando a minusv√°lidos, progenitores y cuidadores de ancianos
  3. Cae dentro de la CALLE 30 de Madrid, así que son plazas de pago para los que por trabajo u ocio, pasan por la zona y creen que es su libertad o necesidad, usar el transporte privado
  4. Residentes con veh√≠culo y sin garaje, que si se empadronan pagan derecho de aparcamiento y si no quieren o pueden, pues…parqu√≠metro o moverse al otro lado de Calle 30, donde tal vez faltan plazas; para molestia de dos barrios al precio de uno
  5. Residentes o no, est√°n los que compraron coche hace 20 a√Īos, estimulados por un plan renove y ahora no pueden circular, ni aparcar en este barrio sin problemas de tr√°fico ni de aparcamiento

Hay más derivadas, pero no quiero distraer esta publicación de su objetivo:

  • En un edificio confluyen factores internos y externos, cerebros, mentes, normativas y organizaciones que producen cadenas de desatino exponencial con la energ√≠a
  • Generando contaminaci√≥n (casi tanta como el tr√°fico en Espa√Īa), ineficiencia econ√≥mica y alarmante disconfort para personas que viven, trabajan o reciben bienes y servicios en ellos
  • No es precisa mala intenci√≥n ni incompetencia para que ocurra
  • A veces o ocurre!
  • No pretendo juzgar s√≠ntomas, si no enfocar causas para ocuparnos de lo que est√° a nuestro alcance

Transformar edificios en favor de usuarios, propietarios y entorno es muy f√°cil

Es lo que hago.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *